1 El concurso de anteproyectos para el Edificio Telpin, en Pinamar, se plantea a partir de dos condiciones precisas y determinantes: por una parte, un lote sobre la avenida Bunge sujeto a una normativa urbanística de cuyas opciones el promotor ha escogido una, la de torre exenta y basamento entre medianeras y por otra, un programa de necesidades muy detallado en la caracterización de las funciones del conjunto así como respecto de la cantidad y situación de los puestos de trabajo y con precisas relaciones funcionales entre los espacios de las diferentes actividades. La combinación satisfactoria de ambas condiciones impone unas pocas alternativas de partido para este edificio.

2 Asumiendo tales condiciones, la propuesta de este anteproyecto explora una relación entre torre y basamento, en la cual sin alterar los planos límites de cada componente, se valora y exalta la torre haciendo que perfore el basamento y llegue hasta el nivel -1.30, creando desde la plaza de acceso a tal nivel la posibilidad de una imagen más esbelta y significativa ya que pasa de tener 5 a 8 niveles, acusando su verticalidad.
Entendemos que tal opción entrega una potente imagen a Telpin, haciéndose cargo de proponer una primera torre de oficinas para Pinamar con una nítida identificación en el paisaje de la ciudad. Es sabido que el imaginario público suele relacionar los edificios tipo torre con identificaciones empresarias y que dicha identidad puede fortalecer la imagen de empresa y hasta su marca, lo que en este caso además se refuerza mediante la inclusión nocturna de líneas lumínicas de color y por tanto una presencia casi permanente de la imagen de este edificio incluso a la distancia.
El basamento se articula con tal torre, manifestándose principalmente en el volumen perpendicular a Bunge que es el que aloja las funciones de atención al público, fluyendo el mismo dentro de la virtual área inferior de la torre que alberga las áreas de recepción y acceso a las oficinas y la zona de cafetería.
El proyecto descarta la opción de edificio pasante de calle a calle debido al carácter precario y residencial de la calle Del Tuyú y también para economizar áreas de circulación y frentes o puntos de acceso al edificio.

3 En base a estas características de tratamiento de la tipología de torre y basamento y la organización de volúmenes y espacios que posibilita, el conjunto permite definir áreas, paquetes funcionales o dominios que deben vincularse o aislarse según el día y la hora como se verifica entre el área comercial y la torre de oficinas (que tienen distintos horarios de acceso de público y pueden vincularse o aislarse) y entre la planta -1.30 que alberga el SUM, el aula y la cafetería y que pude vincularse o aislarse respecto del resto superior del edificio, con su acceso diferenciado y posibilitando también el funcionamiento segregado de la cafetería respecto del área de SUM y aula. Todas estas relaciones o separaciones según las diversas necesidades de uso, se hacen sin embargo, sin desmejorar la calidad espacial de las articulaciones entre las diferentes partes del basamento y sin des-economías de medios de circulación o puntos de acceso.

Ficha del Proyecto.
Ubicación: Pinamar, Buenos Aires, Argentina.
Autores:
Arq. Roberto Fernandez.
Arq. Mariel Cámara.
Arq. Adrián Olivero.
Arq. Ezequiel Muñoz.
Colaboradores:
Srta. Vanina Manzo.
Arq. Eugenia Roulier
Asesores.
Arq. Daniel Cutrera. (Estructuras)
Arq. Daniel Bary. (Termomecánicas)
Arq. Luciano Cipponeri (Presupuestos)
Año: 2012
Sup. cubierta aprox: 3.000 m2

Estudio Moirë arquitectos Mar del Plata, Argentina.